Problemas comunes en los garajes comunitarios

Problemas comunes en los garajes comunitarios

Problemas comunes en los garajes comunitarios

Uno de los problemas más frecuentes que nos encontramos en cada comunidad de vecinos, es el estacionamiento irregular de un vehículo dentro del garaje comunitario. Este espacio, al no ser uno de los elementos comunes del edificio que suele ser respetado por todos los vecinos, está sujeto a ciertas obligaciones impuestas por la Ley de propiedad horizontal.

El uso del garaje dentro de la comunidad de vecinos, está regulado según el art 394 del Código Civil estableciendo que: “Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho”.

Supuestos aparcamientos irregulares:

1. Estacionar dos vehículos dentro de la misma plaza

En este caso, hay que mirar los estatutos de la Comunidad de vecinos y de licencia municipal. Ya que, aunque la ley no establece nada en este sentido, puede darse el caso de que en dicho garaje esté prohibido o que, sin embargo, no exista regulación alguna. En el primer caso, como su concepto regula, el propietario no puede aparcar el coche y la moto en la misma plaza de garaje. Si por el contrario no se contempla en dicha comunidad de vecinos, el propietario si tiene potestad para aparcar ambos vehículos en la plaza de garaje siempre y cuando lo comunique a la aseguradora. Ya que, en caso de siniestro, esta podría no hacerse cargo si no ha recibido la notificación debida.

2. Invadir otra plaza de aparcamiento

Esto puede darse si un propietario tiene un vehículo más grande que su plaza o, cuando aparca la moto invadiendo la plaza de otro vecino. En este caso, el propietario que no está estacionando adecuadamente tiene una responsabilidad que puede ser exigida por la persona afectada.

3. Invadir zonas comunes

Según el art 17.6 de la Ley de Propiedad Horizontal, que exige la aprobación de la Junta de propietarios para el uso de zonas comunes, la resolución de este hecho dependería de los resultados de dicha aprobación.

4. Aparcar en una plaza de aparcamiento ajena

Si un vecino aparca su vehículo en una plaza de aparcamiento ajena, el afectado puede acudir incluso a efectuar una denuncia por la vía penal. Aunque para la retirada del vehículo sí sería necesaria una orden judicial.

Si en vuestra comunidad de vecinos necesitáis ayuda para llevar a cabo la gestión y administración de vuestro edificio, podéis poneros en contacto con nosotros en 951 212 525