Instalar punto de recarga en garaje comunitario

La instalación de puntos de recarga para coches eléctricos en garajes comunitarios se está convirtiendo en una tendencia cada vez más popular, ofreciendo numerosos beneficios tanto a nivel individual como colectivo. Desde Afincaaf exploraremos cómo estos dispositivos no solo aumentan la comodidad y el valor de las propiedades, sino que también contribuyen a una movilidad más sostenible.

Adaptar tu comunidad de vecinos para soportar la creciente demanda de vehículos eléctricos no solo es una inversión en el futuro, sino una mejora significativa en la calidad de vida de sus residentes. Acompáñanos para descubrir cómo puedes hacer de tu comunidad un espacio más moderno y ecológico.

Cómo instalar punto de recarga en garaje comunitarios

Instalar un punto de recarga en garajes comunitarios requiere seguir algunos pasos clave para asegurar que el proceso sea exitoso y cumpla con toda la normativa aplicable. Primero, es fundamental conocer la ley de propiedad horizontal, que facilita la instalación de estos dispositivos en edificios existentes o de nueva construcción.

Paso 1: Solicitar el permiso a la comunidad

Antes de proceder con la instalación, es necesario informar y obtener el consentimiento de la comunidad de vecinos. Según el artículo 17.5 de la Ley de Propiedad Horizontal, solo se requiere una comunicación previa para instalar puntos de recarga en plazas de garaje individuales. Esto implica enviar un escrito al presidente o administrador de la comunidad con al menos 30 días de antelación a la obra.

Paso 2: Verificación técnica y elección del instalador

Es crucial elegir un instalador autorizado para llevar a cabo la instalación. Este profesional deberá verificar si la preinstalación eléctrica existente es adecuada o si es necesario realizar ajustes, como la instalación de un nuevo punto de suministro o un contador adicional.

Paso 3: Instalación y homologación

Una vez obtenido el permiso y elegido el instalador, se procederá con la instalación física del punto de recarga. Todos los equipos utilizados deben estar homologados y cumplir con el Real Decreto 1053/2014, que asegura la seguridad y eficacia de la instalación.

Paso 4: Legalización y certificación

Después de la instalación, es necesario legalizarla obteniendo el certificado de instalación eléctrico. Este documento es esencial para garantizar que la instalación se ha realizado conforme a la normativa vigente y asegurará que la infraestructura es segura y operativa.

¿Qué dice la normativa sobre instalar el cargador de coche eléctrico en tu garaje comunitario?

Si tu edificios es de nueva construcción

Desde 2014, con la publicación del Real Decreto 1053/2014, todos los edificios o aparcamientos de nueva construcción deben incluir preinstalaciones específicas para la recarga de coches eléctricos. Esto aplica a los proyectos constructivos presentados a la administración pública después de julio de 2015. En garajes o estacionamientos bajo régimen de propiedad horizontal, la normativa obliga a la instalación de tubos por zonas comunitarias, facilitando futuras conexiones en caso de que más vecinos quieran añadir puntos de recarga.

¿Quién asume los gastos de instalación?

Como se ha mencionado anteriormente, los costes asociados con la instalación del punto de recarga generalmente recaen sobre el propietario interesado. Esto incluye todos los gastos desde la instalación hasta la operación del cargador. Los propietarios pueden aprovechar subsidios como el Plan MOVES III, que puede cubrir hasta el 80% de los costos, reduciendo significativamente la inversión inicial necesaria para la instalación.

Consigue tu certificado de Instalación Eléctrico

Tras la instalación de cualquier punto de recarga, es crucial obtener un Certificado de Instalación Eléctrica. Este documento verifica que la instalación cumple con todas las normativas vigentes y es seguro para su uso. La certificación es necesaria tanto para la legalización del punto de recarga en garajes comunitarios como para asegurar la conformidad con las regulaciones locales y nacionales.

¿Puedo instalar un punto de recarga en un garaje cuando no vivo en el edificio?

La instalación de puntos de recarga en garajes de edificios donde no reside el interesado es posible, pero requiere un enfoque ligeramente diferente. Es necesario solicitar un nuevo punto de suministro eléctrico y, consecuentemente, un nuevo contador. Aunque esta opción implica costes adicionales y la gestión de dos facturas separadas, una para la vivienda y otra para la recarga del vehículo, sigue siendo una solución viable para quienes no residen en el mismo edificio de su plaza de garaje.

Con la adecuada planificación y cumplimiento de la normativa, instalar un punto de recarga en tu garaje comunitario es un proceso sencillo. Para garantizar que todo el proceso se desarrolle sin inconvenientes, considera ponerte en contacto con Afinca, tus expertos en administración de fincas en Málaga, y te asesoraremos en cada paso del proceso.

Entradas recomendadas